Subsidio Nº 2

Animar

Ser misión, implica hacer que toda la Iglesia se vuelva misionera, abriendo así la dinámica impulsada por la acción del Espíritu Santo. Animar, se convierte, entonces, en una tarea esencial de cada misionero en el trabajo pastoral donde nos desempeñamos.

Todos los misioneros somos responsables de la animación misionera.

Les proponemos este esquema de encuentro, que nos invita a ponernos en camino para seguirlo a «Él, que es Camino, Verdad y Vida entre nosotros».

«Lo siguieron por el camino...»

El siguiente es un esquema que invita a nuestras comunidades a profundizar sobre la propuesta de Jesús de seguirlo desde una dimensión misionera, sabiendo que lo hacemos desde nuestras realidades y nuestro compromiso con la misión, que reafirmamos cada vez que elegimos seguirlo, cada vez que nos ponemos en camino junto a Él.
Esta dinámica de dos horas aproximadas de duración puede desarrollarse en los GM o comunidades que están iniciando el camino juntos como misioneros. O en la misión en un encuentro para jóvenes o para adultos, realizando las adaptaciones que se crean pertinentes.

Indicaciones previas

Lo actividad está previsto paro realizarla en varios grupos.

Cada gruo tendrá un coordinador/secretario (previamente asignado o que se ofrezca voluntariamente)

Se sugiere que los grupos vayan intercambiando sus participantes en codo momento indicado, para que exista una mayor interacción entre todos y la propuesta sea dinámica. (Elegir lo técnico de formación de grupos que más se ajuste al contexto).

En caso de contar con tiempo ajustado, pueden estar conformados por los mismos participantes durante toda la actividad, siguiendo los indicaciones de quien guíe los momentos.

Se necesitará al menos una persona designada como la guía general de la actividad, que irá animando la propuesta.

Puede incluirse en un cancionero, si es posible, las canciones sugeridas para cada momento, yo sea que se canten, o se reproduzcan por audio.

Las letras de los mismos están disponibles en la sección para Grupos Misioneros (Obra de la Propagación de la Fe) de la web de OM P Argentina http//www.ompargentina.org.ar/PPFE-GM r.html (Subsidio ANIMAR)

Deben disponerse para cada grupo, todos los materiales indicados para trabajar cada dinámica.

La ambientación en donde se desarrolle esta dinámica deberá tener un camino en el centro que termine con una imagen de Jesús o con el Santísimo expuesto.
Se sugiere esté adornado con huellas de papel. Los grupos irán reflexionando sobre los diferentes momentos según la guía, a los costados de este gran camino.

Para la ambientación tener en cuenta además:
1) Proyector o similar para un corto.
2) Cirio pascual para el cierre de la actividad (opcional)
3) Huellas de papel para colocar en el centro del camino demarcado.
4) Telas para colocar en el camino.

Desarrollo de momentos

1) ¿Cómo sigo hoy a Jesús?_

Guía: Hoy algunos le ofrecen a Jesús seguir sus pasos: «Te seguiré adonde vayas». En otras ocasiones es Jesús quien invita al seguimiento: «Sígueme». Toma la iniciativa para que lo sigamos.
¡Cuántas veces le pido a Jesús que me siga Él a mí, en mis caminos, en mis idas y venidas, en mis huidas y en mis regresos! Y Él Lo hace, porque me ama como soy. Sale al encuentro en mis caminos.
Seguir significa comportarse como Jesús se comporta. Significa ir donde Él vaya, seguir siempre sus pasos. Amar como Él ama. Custodiar a otros como Él los custodia. Interesarme por la vida de los que me confía.
Seguirle significa hablar con sus palabras, sentir como Él siente. Tener sus valores.
Seguir a Jesús significa llegar a amar como Jesús me amó. Siguiendo las tendencias que Él impone en mi vida.
Me gustaría sentir que lo he dejado todo poro seguir sus pasos, pase lo que pase. En medio de la luz de mis éxitos, en medio de lo oscuridad de mis fracasos.
No siempre me siento tan libre para seguirlo sin miedo. Pero hoy quiero ser fiel o su llamado. Seguirlo por los caminos de la vida, los caminos de MI VIDA.

Motivación Proyección en pantalla gigante del video: FOLLOW («Seguir» - Video con relato de Jesús y los apóstoles contado como una seriede tweets. SUBTITULADO)

Recurso: Video

Pregunta ¿Qué significa para mi HOY seguir a Jesús?

PropuestaDespués de compartir el video, se invita a que en el grupo pueda darse respuesta a la pregunta inicial. Se puede describir diferentes formas de seguirlo, descubriendo cómo y en qué espacios, o través de qué personas que lo posibilitan. Escribirlo en forma resumida en papeles con autoadhesivo.

Material a entregar Letra de la canción «SI QUIERES TE ACOMPAÑO EN ELCAMINO»

Dinámica: Se pegarán los papeles escritos en las distintas mochilas, morrales, carteras, materas, etc de los participantes

Culminación: Al comenzar lo canción: SI QUIERES TE ACOMPAÑO EN EL CAMINO (P. Meana), la guía convocará o congregarse al costado del camino contando y llevando los MOCHILAS, MORRALES, CARTERAS, MATERAS,etc que se colocarán DENTRO del comino armado en el centro del lugar. Opcionalmente pueden colocarse solo los papelitos escritos sobre el mismo.


2) ¿Qué obstáculos encuentro para seguir a Jesús?_

Guía: La adhesión a la persona de Jesucristo, requiere una, respuesto personal que va más allá de los modos de pensamiento. Seguirlo implica muchos veces dejar de lado nuestras formas de pensar y nuestro querer para hacer nuestros los de Él.
Y esto significa ir contracorriente. Benedicto XVI nos decía: «Seguirle llena el corazón de alegría y da sentido pleno a nuestra existencia, pero comporta dificultades y renuncias, pues con mucha frecuencia hay que ir contra lo corriente». (Papa Benedicto XVI, Audiencia General - 23 agosto 2009)
Reflexionemos a partir de lo parábola del Joven Rico aquellas cosas que hoy me dificultan el seguimiento de Jesús.

Motivación: Parábola del Joven Rico (Lc.12,16-21)

Recurso: Palabra de Dios

Pregunta:¿Qué obstáculos encuentro para seguir a Jesús?

Propuesta: Reflexionar, en base o lo leído en el texto del Evangelio, qué situaciones, actitudes, conductas, presiones sociales, de amigos, etc, dificultan que sé pueda seguir en forma auténtica a Jesús. Sugerircompartirlo con el grupo.

Material a entregar:

  • 1) Bolso con piedras (1 x integrante al menos)
  • 2) Papeles paro escribir y pegar (con cinto) en esos piedras.
  • 3) Letra de lo canción Ven y sígueme

Dinámica: Luego de que coda uno de los integrantes del grupo, conteste la pregunta, se invita a escribir en lo hoja, palabras o frases que resuman los OBSTÁCULOS que experimentamos en el seguimiento, para luego pegarlos en los piedras.

Culminación: Al comenzar lo canción: VEN y SíGUEME (Coro Pascua Joven), la guía irá convocando a disponerse al costado del camino llevando las PIEDRAS con los OBSTÁCULOS pegados que se colocarán DENTRO del camino.


3) ¿Qué me ayuda a seguir a Jesús por el camino?_

Guía: El Papa Francisco nos recuerda en Evangelii Gaudium el llamado «a ofrecer a los demás el testimonio explícito del amor salvífico del Señor; que más allá de las imperfecciones nos ofrece su cercanía, su Palabra, su fuerza, y le da un sentido a nuestra vida» Y que «todos tenemos que dejar que los demás nos evangelicen constantemente».

Propongámonos ahora identificar qué nos ayuda a continuar el camino de Jesús a la luz de las enseñanzas del Papa.

Motivación

[...] el único camino consiste en aprender a encontrarse con los demás con la actitud adecuada, que es valorarlos y aceptarlos como compañeros de camino, sin resistencias internas.
Mejor todavía, se trata de aprender a descubrir a Jesús en el rostro de los demás, en su voz, en sus reclamos. También es aprender a sufrir en un abrazo con Jesús crucificado cuando recibimos agresiones injustas o ingratitudes, sin cansarnos jamás de optar por la fraternidad.
E.G.91
...todos estamos llamados a crecer como evangelizadores.
Procuramos al mismo tiempo una mejor formación, una profundización de nuestro amor y un testimonio más claro del Evangelio. En ese sentido, todos tenemos que dejar que los demás nos evangelicen constantemente; pero eso no significa que debamos postergar la misión evangelizadora, sino que encontremos el modo de comunicar a Jesús que corresponda a la situación en que nos hallemos.
En cualquier caso, todos somos llamados a ofrecer a los demás el testimonio explicito del amor salvífico del Señor; que más allá de nuestras imperfecciones nos ofrece su cercanía, su Palabra, su fuerza, y le da un sentido a nuestra vida. Tu corazón sabe que no es lo mismo la vida sin Él; nuestra imperfección no debe ser una excusa ...
E.G.121

¿Quiénes nos transmitieron la fe y quiénes nos ayudan a fortalecerla hoy?
Recordar especialmente aquellas personas que hicieron crecer nuestra Fe en Cristo, de qué modo lo hicieron, y quiénes actualmente nos ayudan a fortalecerla, a perseverar, a reafirmar.

Material a entregar:

  • Texto de EG 91 y 121
  • Texto introductorio sobre el ROSARIO MISIONERO, simbolizando la importancia de la oración en nuestra vida de Fe y la necesidad de rezar especialmente para que el mensaje de Cristo llegue a todos los continentes.
  • Globos del color correspondiente al continente asignado para inflar y atar en el rosario misionero gigante (la cantidad de globos y colores asignados dependerá de la cantidad de grupos).

Dinámica:
Se propone construir y rezar un Rosario Misionero gigante, que motivará a rezar especialmente por quienes nos transmitieron la Fe y los que nos ayudan hoy a fortalecerlo y perseverar.
Luego de compartir uno breve explicación de lo que significo y por cuáles intenciones se rezaría, inflar los globos asignados al grupo (10 globos por cado uno de los 5 colores).

Culminación: Cuando la guía invita a rezar el Rosario Misionero (puede ser completo o un misterio, según el tiempo que se disponga), los participantes se congregan al costado del camino donde estará dispuesta la estructura (por ej, hecha de hilo) del ROSARIO MISIONERO, a lo cual deberán atar los globos según el color.


4) ¿Cómo estoy dispuesto hoy a hacer que otros sigan a Jesús?_

Guía: (Se comienza el momento leyendo o interpretando si es posible el cuento.

Motivación: Cuento: La pequeña vela.

La Pequeña Vela
Erase una vez una pequeña vela que vivió feliz su infancia, hasta que cierto día le entró curiosidad en saber para qué servía ese hilito negro y finito que sobresalía de su cabeza.
Una vela vieja le dijo que ese era su "cabo" y que servía para ser "encendida". Ser "encendida" ¿que significaría eso? Lo vela vieja también le dijo que era mejor que nunca lo supiese, porque era algo muy doloroso.
Nuestro pequeño vela, aunque no entendía de qué se trataba, y aún cuando le habían advertido que era algo doloroso, comenzó o soñar con ser encendida. Pronto, este sueño se convirtió en uno obsesión. Hasta que por fin un día, "la Luz verdadera que ilumina a todo hombre", llegó con su presencia contagiosa y la iluminó, la encendió. Y nuestra vela se sintió feliz por haber recibido la luz que vence a las tinieblas y le da seguridad a los corazones.
Muy pronto se dio cuenta de que haber recibido la luz constituía no solo uno alegría, sino también una fuerte exigencia ... Sí. Tomó conciencia de que para que la luz perdurara en ella, tenía que alimentarla desde el interior, o través de un diario derretirse, de un permanente consumirse ... Entonces su alegría cobró una dimensión más profunda, pues entendió que su misión era consumirse al servicio de la luz y aceptó con fuerte conciencia su nueva vocación.
A veces pensaba que hubiera sido más cómodo no haber recibido la luz, pues en vez de un diario derretirse, su vida hubiera sido un "estar ahí", tranquilamente. Hasta tuvo la tentación de no alimentar más la llama, de dejar morir lao luz para no sentirse tan molesta.
También se dio cuenta de que en el mundo existen muchas corrientes de aire que buscan apagar la luz. Y a la exigencia que había aceptado de alimentar la luz desde el interior, se unió la llamada fuerte a defender la luz de ciertas corrientes de aire que circulan por el mundo.
Más aún: su luz le permitió mirar más fácilmente a su alrededor y alcanzó a darse cuenta de que existían muchos velas apagadas. Unas porque nunca habían tenido la oportunidad de recibir la luz. Otras, por miedo a derretirse.
Las demás, porque no pudieron defenderse de algunas corrientes de aire. Y se preguntó muy preocupada: ¿Podré yo encender otras velas? Y, pensando, descubrió también su vocación de apóstol de la luz.
Entonces se dedicó a encender velas, de todas las características, tamaños y edades, para que hubiera mucha luz en el mundo.
Cada día crecía su alegría y su esperanza, porque en su diario consumirse, encontraba velas por todas partes. Velas viejas, velas hombres, velas mujeres, velas jóvenes, velas recién nacidas.... Y todas bien encendidas.
Cuando presentía que se acercaba el final, porque se había consumido totalmente al servicio de la luz, identificándose con ella, dijo con voz muy fuerte y con profunda expresión de satisfacción en su rostro: ¡Cristo está vivo en mí!

Recurso: Cuento

Pregunta: En base al texto del cuento, comentar de qué se trata, y responder a las siguientes preguntas, referidas a nuestro compromiso misionero en apostolados, vida comprometida con la fe, etc:
- ¿Cómo estoy dispuesto HOY a encender la vela de mis hermanos?
- ¿Cómo estoy dispuesto a mantener encendida esa luz?

Material a entregar:

  • Velas con base
  • Texto del cuento La pequeña Vela
  • Letra de la canción SIGNOS DE TU AMOR (Tu Luz)

Dinámica: El gesto implicará, al finalizar la reflexión y comenzar a escuchar la canción Signos de Amor (versión de Pascua Joven San Isidro, por ej.), congregarse al costado del camino cada participante con una vela.

Culminación: Se van encendiendo las velas a partir del cirio pascual y se va iluminando el camino con las velas encendidas apoyadas sobre las huellas de papel.

Conclusión:
Pensar en esta propuesta de «seguirlo en el camino» nos lleva a tomar la decisión de ponernos a caminar, sabiendo que Jesús invita a que lo hagamos juntos.
Jesús nos suma a la causa del Reino. Pasa y quiere que seamos sus compañeros. «Llamó a los que él quiso» (Mc 3,13 - ss) y nos dice para qué nos llama: para que estemos con Él y enviarnos a la misión.
Seguirlo implica poner todo de nosotros sin guardarnos nada (que hoy simbolizamos en los morrales, bolsos, etc), es tocar esas piedras, saltarlas, esquivarlas o quizás caer para levantarnos con más fuerza, sabiendo que no vamos solos, sino con Jesús. Así, los obstáculos pueden ser superados siempre.
El modo cotidiano de seguirlo al Señor es el trabajo de cada día, y es la oración puesto en lo que hacemos por nosotros y para que el Reino se haga presente en todos. Orar, sabiendo que en la oración nos hacemos más hermanos de camino.
Seguirlo en el día a día, es ser portadores de la luz de Cristo sin guardarnos esa luz para nosotros mismos, sino para compartirla con el otro, para que todos puedan ver lo que vemos, y sentir lo que sentimos al anunciar a Jesús y ofrecer nuestra vida por El.


Señor,
Sos Camino que conduce, Sos Verdad que ilumina,
Sos la Vida que derrama Gracia.
Sobre aquellos que te aman, y deciden entregarse,
olvidando dolores pasados.
Señor,
Ya no hay más oscuridad, y veo por donde debo andar,
porque me diste una opción.
Señor mi refugio sos, tu espíritu arde en mi interior,
porque te amo y tuyo soy. Amén

Canto final propuesto: Sos el Camino, Verdad y Vida - Pascua Joven Morón (la letra contiene la oración anterior)
(+)En el caso de que se realice Adoración Al Santísimo (expuesto al final del CAMINO que se terminó de construir y recorrer con lo dinámica) puede leerse esta conclusión o una lectura bíblica de seguimiento (por ej. Los discípulos de Emaús Lucas 24: 13-35) intercalando con cantos apropiados.


Equipo Nacional de Animación Grupos Misioneros y Jóvenes de Argentina

Material en pdf>>

Grupos Misioneros