Un Pentecostés muy especial en Santa Rosa, La Pampa.

El Espíritu Santo se hizo presente de manera muy especial en La Pampa, en este Pentecostés. Tuvimos la bendición de recibir al Padre Jorge Faliszek, Director Nacional de OMP, y dos animadores de la IAM de Rio Cuarto, Ezequiel Rogante y Silvina Novisardi, quien nos brindaron un taller de iniciación en la Casa de Nazareth el 19 y 20 de Mayo. 

Con solo conocerlos, desde el comienzo pudimos percibir la brisa alentadora, regeneradora y energizante del Espíritu Santo que los iluminaba e inspiraba, y luego culminar con la sensación que nos invadió cuando, con los cantos misioneros y las dinámicas propuestas por Ezequiel y Silvina, hasta pudimos casi palpar esa caricia al alma del Paráclito.

Aprendimos que la espiritualidad misionera es caminar junto a Jesús para que Dios realize su proyecto de nuestra santificación y que, dejándonos moldear por Él, dejemos nuestras huellas saliendo al encuentro del otro: estamos llamados a ser plenamente felices a través de la misión.

La cooperación misionera es el carisma de la IAM. Ezequiel y Silvina nos explicaron brillantemente, por intermedio de la dinámica de los encuentros desarrollados por ciclos temáticos, como guiar a los niños y adolescentes en el proceso en el qué APRENDEN > EXPERIMENTAN > ANUNCIAN > FESTEJAN el contenido de los temas propuestos. Ciclo trás ciclo, ellos van creciendo, a medida de que ese contenido se traslada a la vida cotidiana, con el compromiso que van asumiendo y que, cumpliéndolo, los hace misioneros.

El primer día del encuentro culminó con la celebración de la vigilia de Pentecostés donde el Protagonista se hizo mas presente aún.

En el segundo dia del taller, el Padre Faliszek nos hizo viajar a lo largo de los continentes y de nuestro País, con material audiovisual donde se vió claramente la urgencia de llegar a los ninos carenciados, y también el esfuerzo premiado de algunos proyectos llevados a cabo por las misiones IAM.

Conocimos la historia de la IAM, y quedamos facinados por todo lo aprendido, lo vivido y compartido durante estos dos días, quedando en la ferviente espera del gran festejo, el próximo agosto, de los 175 años de IAM, y de poder empezar a sembrar misión en nuestra realidad pampeana.

Un agradecimiento especial al Padre Juan Carlos Cipolla y al Padre Julio Sosa por habernos brindado esta gran oportunidad.

 @ompargentina