• Jornada Mundial de la Caridad del Santo Padre 2018

    Jornada Mundial de la Caridad del Santo Padre 2018

    30 de junio y 1 de julio en todas las Parroquias, Colegios, Capillas e Instituciones Católicas del País Leer más
  • V Congreso Americano Misionero

    V Congreso Americano Misionero

    "América en misión, el Evangelio es alegría". La ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, será sede del V Congreso Americano Misionero, del 10 al 14 de julio de este año. Leer más
  • Obras Misionales Pontificias

    Obras Misionales Pontificias

    Ayudar a la primera evangelización de los pueblos
  • Obras Misionales Pontificias

    Obras Misionales Pontificias

    Proveer misioneros para las Iglesias jóvenes
  • Obras Misionales Pontificias

    Obras Misionales Pontificias

    Fomentar la animación y espíritu misionero
  • Obras Misionales Pontificias

    Obras Misionales Pontificias

    Conseguir los fondos y medios necesarios para llevar adelante la misión.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Últimas noticias

  • El Papa Francisco lanza un videomensaje de aliento y gratitud a las Obras Misionales Pontificias. +

    El Santo Padre destaca el gran impulso que en el siglo diecinueve recibió el anuncio de Cristo expresado en la fundación de las Obras Misionales. Leer más
  • Visitó AICA el director nacional de las OMP. +

    El nuevo director nacional de Obras Misiones Pontificias (OMP), padre Jerzy (Jorge) Marian Faliszek SVD, visitó las oficinas de AICA. Leer más
  • Un día como hoy hace 98 años nació San Juan Pablo II +

    Un día como hoy hace 98 años nació San Juan Pablo II en la pequeña ciudad polaca de Wadowice, a 50 kilómetros de Cracovia, en Polonia. Hoy sus fieles devotos en todo el mundo lo recuerdan con especial cariño. Leer más
  • Compromiso Misionero +

    El domingo 15 de abril, de 9.00 a 17 hs. en el salón de la Catedral de Quilmes se llevó a cabo el taller formativo, organizado por la Vicaría de Evangelización y Equipo de Animación Misionera de OMP diocesana. Participaron más de 50 personas, miembros de las IAM, Grupos Misioneros, Misioneros Parroquiales, y otros agentes de la pastoral misionera de de Quilmes y de algunas diócesis vecinas de la Región de Buenos Aires Leer más
  • 14 años de Misión Diocesana en Merlo-Moreno, Buenos Aires +

    La Diócesis de Merlo-Moreno vive hace 14 años la Misión Diocesana de invierno, donde se convoca a todos los Grupos Misioneros de los partidos de Merlo y Moreno de la zona oeste del Gran Buenos Aires.. Leer más
  • 1
  • 2

Articulos Notas

  • 1 El Papa llamó a una "recalificación" de las Obras Misionales Pontificias.
  • 2 La misión comienza con los niños.
  • 3 Un Pentecostés muy especial en Santa Rosa, La Pampa.
  • 4 Asamblea General de las OMP
  • 5 La misión es Iglesia
  • 6 Una buena espiritualidad misionera
  • 7 El amor que habla
  • 8 ¿Qué es misionar?
  • 9 El amor puede más que cualquier limitación
  • 10 La belleza del Evangelio
  • 11 Sobre «Espiritualidad Misionera»
  • 12 Asamblea Anual de los Directores Diocesanos de OMP
  • 13 El "despertador" de la conciencia misionera
  • 14 El horizonte de la Misión es la humanidad
  • 15 La vocación del Animador de la IAM
  • El Papa llamó a una "recalificación" de las Obras Misionales Pontificias.

    No se trata simplemente de volver a pensar los motivos para hacer mejor lo que ya se hace, sino de que la conversión misionera de las estructuras de la Iglesia necesita “santidad personal y creatividad espiritual”, explicó el Papa.
    Leer más
  • La misión comienza con los niños.

    Con la cita de dos pasajes bíblicos (Mc 10,13-16 y Mt 18, 1-5) en los que “los evangelistas ponen juntos a Dios, el niño y la misión”, la hermana Roberta Tremarelli, AMSS, Secretaria General de la Obra Pontificia de Infancia Misionera, habló en la Asamblea de las OMP.
    Leer más
  • Un Pentecostés muy especial en Santa Rosa, La Pampa.

    El Espíritu Santo se hizo presente de manera muy especial en La Pampa, en este Pentecostés.
    Leer más
  • Asamblea General de las OMP

    Este 28 de mayo los directores de diferentes países se encontrarán en Roma para la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias.
    Leer más
  • La misión es Iglesia

    «La Iglesia peregrina es misionera por naturaleza, puesto que toma su origen de la misión del Hijo y del Espíritu Santo, según el designio de Dios Padre, pero este designio dimana del "amor fontal" o de la caridad de Dios Padre» (Decreto Ad gentes [AG] 2)>>.
    Leer más
  • Una buena espiritualidad misionera

    Los que trabajamos el tema misión, hemos escuchado muchas veces de cómo debemos vivir la espiritualidad misionera. Algunos no la entienden, porque piensan que hablar de misión es solo «salir de misión». Pero olvidamos que el verdadero discípulo del Señor, es aquel que lleva una vida acorde a lo que predica.
    Leer más
  • El amor que habla

    Cuando alguien se enamora y se siente cautivado por otra persona, necesita hablar de ella. Por más que trate de contenerlo, su nombre le viene a los labios, disfruta contando cosas del ser amado y le brillan los ojos cuando dice su nombre. No puede ocultar que está enamorado.
    Leer más
  • ¿Qué es misionar?

    El sacerdote español Juan Esquerda Bifet nos dice: «Evangelizar hoy significa presentar gestos claros de caridad evangélica, incluso con el radicalismo de los consejos evangélicos, en los diversos campos del quehacer humano». Con una respuesta categórica: «misionar... es amar», me han respondido dos chicas al regresar de una experiencia misional hace unos años.
    Leer más
  • El amor puede más que cualquier limitación

    Cómo no ser misericordiosos también nosotros para nuestros hermanos enfermos y ancianos
    Leer más
  • La belleza del Evangelio

    Víctor Manuel Fernández (*)

    Jesús nos envió: "Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio" (Mc 16, 15). Pero nosotros no lo anunciamos porque está mandado. La mejor motivación para decidirse a comunicar el Evangelio es contemplarlo, es detenerse en sus páginas y leerlo con el corazón. Si lo abordamos de esa manera, su belleza nos asombra.

    Leer más
  • Sobre «Espiritualidad Misionera»

    Propagación de la Fe

    Nadie puede dudar que Jesús haya sido el misionero más completo y eficaz de la historia. Quien quiera ser misionero debe espejarse en Él, modelo perfecto, y seguirlo.

    Leer más
  • Asamblea Anual de los Directores Diocesanos de OMP

    Asamblea OMP 2018

    En la sede de las Obras Misionales Pontificias, ubicada en el barrio de Almagro Buenos Aires, directores de 40 diócesis del país. acompañados por el Director Nacional Pbro. Jerzy Faliszek, SVD y los obispos integrantes de la comisión de misiones Fernando Croxatto (Presidente) Vicente Bokalic y Raúl Martín, trabajaron cuatro días evaluando los diferentes servicios de las OMP y pensando proyectos para el presente año..

    Leer más
  • El "despertador" de la conciencia misionera

    Pontificia Unión Misional

    "Muchos sacerdotes se ocupan demasiado de sus propios problemas pastorales y no lo suficiente de las misiones".

    Leer más
  • El horizonte de la Misión es la humanidad

    Pbro. Franco Barrios
    Diócesis de Río Cuarto - Secretariado de la PUM

    Va madurando una conciencia misionera más profunda y clara en la vida de la Iglesia, Vamos comprendiendo mejor que el llamado del Evangelio a salir (tantas veces señalado por Francisco) no es opcional sino que expresa nuestra identidad, ser luz y sal de la tierra.

    Leer más
  • La vocación del Animador de la IAM

    Formación
    Infancia y Adolescencia Misionera - IAM

    El animador, muchas veces sin saberlo, se encuentra envuelto en la tarea de la animación. Las motivaciones, en algunos casos, son insuficientes.

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • Rosario Misionero
  • IAM: Ave María diario
Papa Francisco

Rosario Misionero

Explicación

Rezamos para que el Evangelio llegue hasta los confines de la tierra,


Leer más
image

IAM:Ave María diario

Style

Para rezar por los niñosdel mundo entero.


Leer más

Celebrar - Subsidio 1

Grupos Misioneros

Subsidio Nº 1

Celebrar

Cercanos a la fiesta mayor de nuestra Iglesia, queremos caminar junto al Gran Misionero del Padre, en su camino hacia la Pascua.

Los invitamos a vivir en sus comunidades y en las misiones que realicen dentro de las mismas, en sus Parroquias o en sus lugares de misión este «Triduo Pascual Misionero».

Para meditar, rezar y compartir la Alegría de la Resurrección.

Algunos tips para vivir estos días

p> TU VIDA ES MISIÓN: La vida de Jesús estuvo marcada por la misión y El te invita a que vivas de misión permanente.

LA PASCUA NOS RESIGNIFICA COMO MISIONEROS: Meditar en la Pascua de Jesús es revisar nuestra vida, intentando descubrir las actitudes misioneras que marcan nuestra cotidianeidad y nos ayudan a redimensionar nuestra vocación misionera.

LA PASCUA ES ALEGRÍA QUE NACE DE JESÚS RESUCITADO: Animate a anunciarlo con tu vida. Sé testigo de la Resurrección.

Si la Pascua no nos cambia nada, algo está sucediendo mal...

Jueves Santo: «EUCARISTÍA Y MISIÓN»_

Disponer un lugar para compartir la Palabra y luego poder realizar pan para compartir con la comunidad (amasando y horneándolo).
Preparar una mesa donde se pueda proclamar la palabra y luego amasar el bollo de pan.

Relator
La mesa es el lugar que tantas veces nos congrega, es lugar de encuentro, donde se comparte la vida, el pan y la Palabra. (entra una mesa).
Alrededor de esta mesa queremos celebrar, por eso traemos para esta ocasión un mantel, signo de acogida para el que llega a nuestra casa, para esta Cena que el mismo Jesús quiere compartir con nosotros.
En esta mesa no queremos que nadie se quede afuera, hay lugares para todos los que quieran compartir, por eso acercamos sillas para que todos tengan un lugar. (entran algunas sillas alrededor de la mesa de manera simbólica)

Una vez dispuesta la mesa, alguno de los presentes acerca la Biblia y alrededor de la mesa proclama el Evangelio de Mateo 26. Puede hacerse un canto apropiado.

Iluminación
Mt. 26, 26-29
Leemos: Él quiso que, como en su última Cena, sus discípulos nos reuniéramos y nos acordáramos de Él bendiciendo el pan y el vino: «Hagan esto en memoria mía»(Lc 22, 19).
Jesús nos encomendó la misión. La Iglesia es la comunidad que, sobre las huellas de los primeros discípulos y apóstoles, sigue cumpliendo, a través de los siglos, esta misión en el mundo.
La primera comunidad de discípulos, reconocieron al Señor al partir el pan, ellos son reconocidos porque comparten ese pan (Hechos 2, 44-47). Por la Eucaristía reafirmaban su identidad religiosa.
El documento de trabajo del CAM V: «América en misión: el evangelio es alegría» expresa: La celebración eucarística de la fracción del pan es la presencia reconocida y gozosa del Resucitado en el mundo y fuente y cumbre de la vida cristiana.
La Iglesia hace de la Eucaristía en nuestro pueblo la mejor expresión del Evangelio, pues toda ella es Palabra de vida y Sacramento de la salvación.

El memorial del Señor que se entrega, de su pasión, muerte y resurrección, ahora se convierte en un pan que expresa lo que es el cuerpo de Jesús y lo que ha sido toda su vida hasta la muerte y resurrección: don de Dios (tomar el pan), agradecimiento al Padre (bendecirlo), amor sacrificado del Hijo (partirlo) y entrega de la vida del Espíritu (darlo).
La Buena Nueva de la que el mundo tiene hoy necesidad es una sociedad que se apoye en la fraternidad y viva compartiendo. Solo así Dios se muestra entre nosotros.
Nuestra celebración eucarística debería permitirnos concentrar nuestros esfuerzos en alcanzar este ideal. ¿Cómo hemos de loororlo? ¿Cómo podemos celebrar de manera a orientarnos cada vez más hacia ese fin?
Estas son las vías de reflexión que deberíamos abordar juntos como discípulos de Jesús en torno a la Eucaristía, que no es solamente la conmemoración de su muerte y de su resurrección, sino también su presencia viva entre nosotros.

Compartimos
¿Como es mi encuentro con Jesús, en la Eucaristía?
¿Cómo hacemos realidad la misión a la que hemos sido enviados?
¿De qué modos concretos nuestra comunidad hace de la fracción del pan su identidad misionera?

Gesto Misionero
En lo mesa donde se ha compartido lo Palabra, como los primeros comunidades compartiremos el poniéndolo todo en común, siendo partícipes de lo misión de Jesús que necesito de nosotros para comunicar a todos lo alegría del Evangelio.
Por eso los invitamos a realizar pan, en comunidad. El Pan, algo ton sencillo y necesario como el alimento, permite que reconozcamos o Jesús en medio nuestro.
Hoy pedimos que también lo reconozcamos al partir el pon, que anunciemos que Jesús está presente de uno vez y para siempre en la Eucaristía, que codo vez que compartimos la mesa, nos hacemos familia, amigos y el Señor está en medio nuestro.
Haberlo reconocido a Cristo en lo fracción del Pan, habilito lo misión, nos compromete e impulso o lo misión.

Luego de haber realizado el pan, les proponemos compartir los pequeños bol/itos con los vecinos y demás miembros de la comunidad.

Se recomienda preparar una tarjeta con alguna frase significativa y alusiva a la Eucaristia para que acompañe el pan que se reparte.

Concluir el momento celebrativo de este dia rezando con la canción «Haciendote Pan» (P. Eduardo Meana).
Puede realizarse una exposición del Santisimo.


Viernes Santo: «ENTREGA Y MISIÓN»_

Disponemos en este día un ambiente donde la Cruz presida el encuentro.
Proponemos que alrededor de la Cruz se expongan carteles con las 7 palabras que pronunció Jesús.

  • 1. «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lucas, 23: 34).
  • 2. «Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraiso» (Lucas, 23: 43).
  • 3. «Mujer, ahí tienes a tu hijo. [ ... ] Ahí tienes a tu madre» (Juan, 19: 26-21).
  • 4. «¡Dios mío, Dios mio!, ¿por qué me has abandonado?» (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).
  • 5. «Tengo sed» (Juan, 19: 28).
  • 6 «Todo está cumplido» (Juan, 19: 30).
  • 7. «Padre, en tus manos encomiendo mi espiritu» (Lucas, 23: 46).

Disponer de cintas o carteles y fibras para la dinámica siguiente.
Preparar cantos apropiados para este momento.
En silencio y mirando la Cruz de Jesús se comienza la celebración escuchando la canción «Las siete Palabras» de Eduardo Meana.

Iluminación
Jn. 19, 23-30
El misionero del Padre ha entregado su vida. En este viernes Santo acompañamos como el discípulo amado, lo Pasión de Cristo.
Su muerte es muerte que sana. Muerte que libero y abre nuevos posibilidades.
Muerte que inquieto el corazón. Mirar a Jesús en la cruz es un reto paro llegar a comprometernos como El.
El desafío de seguir a este Jesús crucificado, que calla, que se entrega, es saber que en coda momento de la Pasión el Maestro nos está esperando.

Reflexionemos divididos en grupos pequeños las 7 últimas palabras de Jesús en su camino al Padre. Al rezarlas y compartirlas pongamos el corazón en cada escena.

A cada grupo se le asigna una de las 7 palabras junto a la reflexión

Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen (lc. 23: 34).
Los responsables de que Jesús este en lo Cruz, estón allí al pie. Jesús dice que no saben lo que hacen, pero si lo soben, se ríen, blasfeman, se burlan. Aun así, El, el verdadero rostro de lo Misericordia del Podre, do culmen con estos palabras o todo la pasión en el perdón.
Nosotros somos los que crucificamos O Jesús y lo hacemos día a día, con nuestros mentiras, hipocresías, faltos de amor, miradas altaneros y mil cosas mós. Esto oración al Podre, no es poro mi vecino, o poro aquel que no trago en lo comunidad, es poro mi. .. porque no se lo que hago.
Hazme pensar tu primero palabro cuando recite distraído el Padre Nuestro y afirme perdonar o los que me ofenden. Necesito tu fuerzo poro perdonar de corazón o aquellos que mi orgullo y mi egoísmo consideran como enemigos.
Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraiso Lucas, 23: 43
Jesús nos ha salvado permaneciendo en la cruz. Y todos nosotros sobemos que no es fácil 'permanecer en lo cruz'; en nuestros pequeñas cruces de cada día.
Él, en esta gran cruz, cumple su donación de amor y surge para siempre nuestra salvación. Muriendo en lo cruz, inocente entre dos criminales testimonio que la salvación de Dios es para todos: ¡poro todos! Ninguno es excluido. Eso es lo que anunciamos. Esa es la buena nueva.
Ojolá no seamos nosotros, en nuestras comunidades los que muchas veces le cerramos lo puerta o los demás ton solo por ser diferentes, o tontos otras veces que recibimos o alguien pero no le damas su lugar, por pensar diferente. La Salvación es para todos y la promesa del Reino es para cada uno de nosotros, como somos, con lo que tenemos y lo que nos falta.
Te pedimos Señor la gracia de atrevernos a exigir y esperar todo de Su bondad. El coraje de decir, como si fuera el mayor de los criminales, 'Señor, acuérdate de mí cuando estés en tu Reino'.
Mujer, ahí tienes a tu hijo. [ ... ] Ahí tienes a tu madre» (Juan, 19: 26-21).
La Madre y hermanos de Jesús son los que cumplen la voluntad del Padre que está en los cielos (Mc 3, 34-35).
Lo escena es conmovedora. En la suprema agonía de la salvación, Jesús se ha conmovido por el llanto de su madre y le ha dado un hijo y al hijo una madre. Al entregar la Madre al discípulo amado, nos lo ha entregado a cada uno de nosotros.
y María viene a nuestro casa, es la Reina de la Misión que se nos ha confiado. María camina con nosotros como Itatí, Luján, del Valle, Huachana, del Rosario, Guadalupe, CaaCupé... solo algunos de los nombres que nuestro pueblo da a María cada vez que Jesús nos dice: «Pueblo, aquí tienes o tu madre».
María, te invitamos a nuestra casa porque sabés muy bien que desde que murió tu hijo Jesús tu casa es la casa de Juan, tus casas son los casas de tus hijos, los hombres. Ven o vivir con nosotros que estás en tu casa, María".
¡Dios mío, Dios mio!, ¿por qué me has abandonado? (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).
Más que un reproche hacia Dios, es la oración del justo que sufre y espera en Dios; Jesús, en lugar de desesperar y olvidarse de Dios, clama al Padre pues confía en que él lo escucha, pero Dios no responde, porque ha identificado a su hijo con el pecado por amor a nosotros, y este debe morir, Jesús, colgado en la cruz, es rechazado ahora por el cielo y por la tierra, porque el pecado no tiene lugar.
Que pongamos de nuevo toda nuestra confianza y esperanza en Dios Podre, en el momento de lo angustia, y le podremos rezar con fe también nosotros y nuestro grito de auxilio se tronsformorá en cantos de alabanza.
Cuántos veces en nuestros vidas hemos sentido el abandono de Dios. ¿Por qué a mi? ¿Por qué ahora? ¿Qué hice Señor? Preguntas y preguntas como la de Cristo que encuentran como respuesta el silencio de Dios.
Por lo general, es lo mejor respuesta que nos puede dar, pero no lo entenderemos hasta que sepamos que del silencio brota la resurrección.
Tengo sed (Juan, 19: 28).
La sed es algo profundamente humano y natural, tan necesario para conservar la vida tanto casi como lo misma existencia de Dios que nos conservo; pero la sed de Cristo es mucho más profundo no puede ser colmado solo con agua, es la sed de que todos sus hermanos puedan tener agua y comida suficiente ... es la sed de los pobres de ayer, de hoy y de siempre.
¿Nos preocupamos de calmar la sed de nuestro pueblo? Nos decía Mons. Oscar Romero (Obispo de San Salvador) 'El mundo al que debe servir la Iglesia es el mundo de los pobres, y los pobres son los únicos que deciden lo que significa para la Iglesia vivir realmente en el mundo.
Pidamos la gracia de comprender que la Pasión era una misión que cumplir, no un ciego destino; era la voluntad del Padre, no lo maldad de los hombres; redención de amor, no crimen de pecadores.
Todo está cumplido (Juan, 19: 30).
Jesús finaliza su misión entre nosotros ... LLevó todo a plenitud.
La puerta de la vida se ha abierto de par en par. La libertad de los hijos de Dios ha sido conquistada. ¡Ahora puede soplar el viento impetuoso de la gracia! El mundo en la oscuridad comienza, lentamente, a arrebolarse con el alba de tu amor.
Ahora nos toca a nosotros, ser los portadores de un mensaje que no es nuestro, el mensaje de que 'todo se ha cumplido' y la redención fue consumada por Cristo desde la Cruz y la resurrección. Somos testigos de esta resurrección.
Jesús, sea cual sea mi misión que me haya encomendado el Padre -grande o pequeña, dulce o amarga, en la vida o en lo muerte-, concédeme cumplirla como Tú cumpliste todo! Permíteme llevar a plenitud mi vida.
Padre, en tus manos encomiendo mi espiritu» (Lucas, 23: 46).
Jesús se entrega en las manos del Padre. Sus ojos, en los que ya se ha hecho la noche, son capaces de ver al padre; se han fijado en la pupila quieta de su amor, y su boca pronuncia la último palabra de su vida:
Todo lo devuelve a quien todo se lo dio. Sin garantías y sin reservas confía todo a las manos de su Padre.
Estas manos sostienen seguro y cuidadosamente. Son como los manos de una madre. Todo es luz y gracia, todo es seguridad al amparo del corazón de Dios.
A veces no es fácil confiar todo en manos de nuestro Padre, nos pasamos confiando más en nuestros fuerzas que en las de Dios.
Abraza tu cruz, Señor del amor eterno, corazón de los corazones, corazón paciente, traspasado e infinitamente bueno. Ten piedad de mí. Acógeme en tu amor.

Gesto Misionero - Compromiso
Terminado el tiempo de reflexionar en torno a las palabras de Jesús, ubicados alrededor de la Cruz y tomando una de las cintas cartel proponemos escribir allí nuestros nombres pidiendo la gracia de estar en la Pasión de Cristo para que nuestra Vida se haga Pascua, para ser Pascua para los demás, cumpliendo nuestra misión.
Mientras escribimos nuestros nombres para asociarlos a la Cruz de Cristo descubramos cuáles son las formas con las que a veces nos fugamos de nuestra cruz.
Cada uno tiene su modo de huir; pero a la cruz no se la puede 'gambetear'.
Se dice que un hombre que huye no soporta el silencio, no sabe de espera, no aguanta ni abraza nada y se saca de encima todo. En cambio el hombre que sabe estar al pie de la cruz, espera, aguanta, abraza, sostiene.
Esta imagen del 'saber estar'; está simbolizada en María.
Que esta Pascua sepamos estar con Jesús y renacer con El.

Con cantos realizamos unos minutos de adoración de la Cruz.


Vigilia Pascual - Domingo de Pascua: «La ALEGRÍA DE LA RESURRECCIÓN»_

Hemos llegado al final de este triduo, la muerte ha sido vencida y ese es nuestro gozo.
El templo o lugar donde se realice el encuentro se dispone a oscuras. Los participantes afuera del templo tendrán una vela que se encenderá después de la proclamación del evangelio de Lc 24, 1-11.
Adentro sugerimos ornamentar con piedras apiladas, que simulen ser un sepulcro abierto y dentro o alrededor del mismo una vela a modo del cirio pascual signo de la resurrección.
Vamos a poner la mirada en el sepulcro vacío que irradia luz. Una vez terminada la lectura de la Palabra, se ingresa al templo o donde se esté realizando el encuentro, y se enciende la luz del cirio, mientras se realiza un canto.

Iluminación

Dentro del templo, se lee del Documento Previo al CAM V:

La alegría de los discípulos misioneros se fundamenta en la resurrección de Jesús.
La primera palabra de Jesús resucitado en su aparición a las mujeres, la primera que cuenta el Evangelio de Mateo, fue: «Alégrense» (Mt. 28,9).

A continuación se entrega a cada participante una copia de «Carta de María Magdalena» Se lee en voz alta la carta.

Fue precisamente una madrugada como la de hoy. La madrugada de un día domingo que no olvidaré nunca más.
Y aunque me encontré con Él muchas veces y cambió mi vida por completo desde la primera vez que lo vi y oi, esa mañana fue sencillamente un encuentro con la verdad misma.
Con mucho dolor y una gran tristeza fuimos al sepulcro para ungir su cuerpo, ese mismo cuerpo que el día anterior habíamos visto con María, su madre, ser depositado sin vida, frágil y lacerado, en el sepulcro.
Caminábamos sin hablar; porque cualquier palabra podía abrir nuestro dolor.
Caminábamos entonces sin esperanzas pensando que todo había acabado.
Nuestras preocupaciones eran otras, no sabíamos cómo íbamos a correr la piedra que cubría el sepulcro.
A veces sucede eso, que nos detenemos en pequeñeces cuando lo verdaderamente importante está en otra cosa.
Imaginen nuestra sorpresa al llegar y ver que el sepulcro había sido abierto y que un hombre nos dijera que Él no estaba allí, que Jesús había resucitado.
La primera reacción fue el miedo. Pero todo eso pasó cuando el mismo Jesús se presentó delante de mí y me miró a los ojos ...
No sé si fue el sol el que cambió, pero todo resplandeció en aquel día, los colores se llenaron de novedad y la vida tenía, por fin un aroma diferente, mucho mejor que cualquier perfume que pudieras comprar y mucho más alegre que cualquier felicidad pasajera.
Entonces, solo entonces comencé a comprender las palabras del Maestro y, aunque corrí donde los amigos de Jesús y estos no me creyeron, nada me importaba, yo lo había visto y había sentido que por fin, el dolor y la muerte tenían sentido en la vida que se abría para cada uno de nosotros.
Ya no cabía ni la pena ni la tristeza.
Por eso corri, porque a mi corazón le brotaron alas, y no era tiempo de luto ni de tristeza, era tiempo de fiesta, tiempo de vida.
Y aunque no podía comprender el misterio de lo que había sucedido, supe que había que gozarlo, porque la vida se había mostrado en su plenitud.
Porque no es sino por amor que Jesús resucitó de la mano del Padre, para invitamos a la verdadera fiesta que no tiene fin.

Gesto Misionero - Compromiso
Después de la muerte de Jesús, los discípulos impulsados por un nuevo ardor, después de la Resurrección, salen con alegría a realizar su tarea misionera encomendada por el mismo Cristo. Hoy nosotros, con la fuerza del Espíritu Santo, estamos llamados a anunciar 'lo que hemos visto y oído' en todos los ambientes de la sociedad.

Proponemos en algún momento del tiempo pascual (50 días hasta Pentecostés) organizar en alguna de las zonas más periféricas del barrio, Parroquia, pueblo, una carpa misionera con el objetivo de transmitir la alegría de la resurrección.

Incluir en la carpa cantos de animación, una batucada, panfleteo misionero (en los alrededores), un momento de adoración eucaristica, oración en torno a una imagen de la Virgen, entre otros.

Preparar souvenir para entregar (como sugerencia, velas con los signos del Cirio Pascual) que manifiesten la alegría en este tiempo Pascual.

Animar - Subsidio 2

Grupos Misioneros

Subsidio Nº 2

Animar

Ser misión, implica hacer que toda la Iglesia se vuelva misionera, abriendo así la dinámica impulsada por la acción del Espíritu Santo. Animar, se convierte, entonces, en una tarea esencial de cada misionero en el trabajo pastoral donde nos desempeñamos.

Todos los misioneros somos responsables de la animación misionera.

Les proponemos este esquema de encuentro, que nos invita a ponernos en camino para seguirlo a «Él, que es Camino, Verdad y Vida entre nosotros».

«Lo siguieron por el camino...»

El siguiente es un esquema que invita a nuestras comunidades a profundizar sobre la propuesta de Jesús de seguirlo desde una dimensión misionera, sabiendo que lo hacemos desde nuestras realidades y nuestro compromiso con la misión, que reafirmamos cada vez que elegimos seguirlo, cada vez que nos ponemos en camino junto a Él.
Esta dinámica de dos horas aproximadas de duración puede desarrollarse en los GM o comunidades que están iniciando el camino juntos como misioneros. O en la misión en un encuentro para jóvenes o para adultos, realizando las adaptaciones que se crean pertinentes.

Indicaciones previas

Lo actividad está previsto paro realizarla en varios grupos.

Cada gruo tendrá un coordinador/secretario (previamente asignado o que se ofrezca voluntariamente)

Se sugiere que los grupos vayan intercambiando sus participantes en codo momento indicado, para que exista una mayor interacción entre todos y la propuesta sea dinámica. (Elegir lo técnico de formación de grupos que más se ajuste al contexto).

En caso de contar con tiempo ajustado, pueden estar conformados por los mismos participantes durante toda la actividad, siguiendo los indicaciones de quien guíe los momentos.

Se necesitará al menos una persona designada como la guía general de la actividad, que irá animando la propuesta.

Puede incluirse en un cancionero, si es posible, las canciones sugeridas para cada momento, yo sea que se canten, o se reproduzcan por audio.

Las letras de los mismos están disponibles en la sección para Grupos Misioneros (Obra de la Propagación de la Fe) de la web de OM P Argentina http//www.ompargentina.org.ar/PPFE-GM r.html (Subsidio ANIMAR)

Deben disponerse para cada grupo, todos los materiales indicados para trabajar cada dinámica.

La ambientación en donde se desarrolle esta dinámica deberá tener un camino en el centro que termine con una imagen de Jesús o con el Santísimo expuesto.
Se sugiere esté adornado con huellas de papel. Los grupos irán reflexionando sobre los diferentes momentos según la guía, a los costados de este gran camino.

Para la ambientación tener en cuenta además:
1) Proyector o similar para un corto.
2) Cirio pascual para el cierre de la actividad (opcional)
3) Huellas de papel para colocar en el centro del camino demarcado.
4) Telas para colocar en el camino.

Desarrollo de momentos

1) ¿Cómo sigo hoy a Jesús?_

Guía: Hoy algunos le ofrecen a Jesús seguir sus pasos: «Te seguiré adonde vayas». En otras ocasiones es Jesús quien invita al seguimiento: «Sígueme». Toma la iniciativa para que lo sigamos.
¡Cuántas veces le pido a Jesús que me siga Él a mí, en mis caminos, en mis idas y venidas, en mis huidas y en mis regresos! Y Él Lo hace, porque me ama como soy. Sale al encuentro en mis caminos.
Seguir significa comportarse como Jesús se comporta. Significa ir donde Él vaya, seguir siempre sus pasos. Amar como Él ama. Custodiar a otros como Él los custodia. Interesarme por la vida de los que me confía.
Seguirle significa hablar con sus palabras, sentir como Él siente. Tener sus valores.
Seguir a Jesús significa llegar a amar como Jesús me amó. Siguiendo las tendencias que Él impone en mi vida.
Me gustaría sentir que lo he dejado todo poro seguir sus pasos, pase lo que pase. En medio de la luz de mis éxitos, en medio de lo oscuridad de mis fracasos.
No siempre me siento tan libre para seguirlo sin miedo. Pero hoy quiero ser fiel o su llamado. Seguirlo por los caminos de la vida, los caminos de MI VIDA.

Motivación Proyección en pantalla gigante del video: FOLLOW («Seguir» - Video con relato de Jesús y los apóstoles contado como una seriede tweets. SUBTITULADO)

Recurso: Video

Pregunta ¿Qué significa para mi HOY seguir a Jesús?

PropuestaDespués de compartir el video, se invita a que en el grupo pueda darse respuesta a la pregunta inicial. Se puede describir diferentes formas de seguirlo, descubriendo cómo y en qué espacios, o través de qué personas que lo posibilitan. Escribirlo en forma resumida en papeles con autoadhesivo.

Material a entregar Letra de la canción «SI QUIERES TE ACOMPAÑO EN ELCAMINO»

Dinámica: Se pegarán los papeles escritos en las distintas mochilas, morrales, carteras, materas, etc de los participantes

Culminación: Al comenzar lo canción: SI QUIERES TE ACOMPAÑO EN EL CAMINO (P. Meana), la guía convocará o congregarse al costado del camino contando y llevando los MOCHILAS, MORRALES, CARTERAS, MATERAS,etc que se colocarán DENTRO del comino armado en el centro del lugar. Opcionalmente pueden colocarse solo los papelitos escritos sobre el mismo.


2) ¿Qué obstáculos encuentro para seguir a Jesús?_

Guía: La adhesión a la persona de Jesucristo, requiere una, respuesto personal que va más allá de los modos de pensamiento. Seguirlo implica muchos veces dejar de lado nuestras formas de pensar y nuestro querer para hacer nuestros los de Él.
Y esto significa ir contracorriente. Benedicto XVI nos decía: «Seguirle llena el corazón de alegría y da sentido pleno a nuestra existencia, pero comporta dificultades y renuncias, pues con mucha frecuencia hay que ir contra lo corriente». (Papa Benedicto XVI, Audiencia General - 23 agosto 2009)
Reflexionemos a partir de lo parábola del Joven Rico aquellas cosas que hoy me dificultan el seguimiento de Jesús.

Motivación: Parábola del Joven Rico (Lc.12,16-21)

Recurso: Palabra de Dios

Pregunta:¿Qué obstáculos encuentro para seguir a Jesús?

Propuesta: Reflexionar, en base o lo leído en el texto del Evangelio, qué situaciones, actitudes, conductas, presiones sociales, de amigos, etc, dificultan que sé pueda seguir en forma auténtica a Jesús. Sugerircompartirlo con el grupo.

Material a entregar:

  • 1) Bolso con piedras (1 x integrante al menos)
  • 2) Papeles paro escribir y pegar (con cinto) en esos piedras.
  • 3) Letra de lo canción Ven y sígueme

Dinámica: Luego de que coda uno de los integrantes del grupo, conteste la pregunta, se invita a escribir en lo hoja, palabras o frases que resuman los OBSTÁCULOS que experimentamos en el seguimiento, para luego pegarlos en los piedras.

Culminación: Al comenzar lo canción: VEN y SíGUEME (Coro Pascua Joven), la guía irá convocando a disponerse al costado del camino llevando las PIEDRAS con los OBSTÁCULOS pegados que se colocarán DENTRO del camino.


3) ¿Qué me ayuda a seguir a Jesús por el camino?_

Guía: El Papa Francisco nos recuerda en Evangelii Gaudium el llamado «a ofrecer a los demás el testimonio explícito del amor salvífico del Señor; que más allá de las imperfecciones nos ofrece su cercanía, su Palabra, su fuerza, y le da un sentido a nuestra vida» Y que «todos tenemos que dejar que los demás nos evangelicen constantemente».

Propongámonos ahora identificar qué nos ayuda a continuar el camino de Jesús a la luz de las enseñanzas del Papa.

Motivación

[...] el único camino consiste en aprender a encontrarse con los demás con la actitud adecuada, que es valorarlos y aceptarlos como compañeros de camino, sin resistencias internas.
Mejor todavía, se trata de aprender a descubrir a Jesús en el rostro de los demás, en su voz, en sus reclamos. También es aprender a sufrir en un abrazo con Jesús crucificado cuando recibimos agresiones injustas o ingratitudes, sin cansarnos jamás de optar por la fraternidad.
E.G.91
...todos estamos llamados a crecer como evangelizadores.
Procuramos al mismo tiempo una mejor formación, una profundización de nuestro amor y un testimonio más claro del Evangelio. En ese sentido, todos tenemos que dejar que los demás nos evangelicen constantemente; pero eso no significa que debamos postergar la misión evangelizadora, sino que encontremos el modo de comunicar a Jesús que corresponda a la situación en que nos hallemos.
En cualquier caso, todos somos llamados a ofrecer a los demás el testimonio explicito del amor salvífico del Señor; que más allá de nuestras imperfecciones nos ofrece su cercanía, su Palabra, su fuerza, y le da un sentido a nuestra vida. Tu corazón sabe que no es lo mismo la vida sin Él; nuestra imperfección no debe ser una excusa ...
E.G.121

¿Quiénes nos transmitieron la fe y quiénes nos ayudan a fortalecerla hoy?
Recordar especialmente aquellas personas que hicieron crecer nuestra Fe en Cristo, de qué modo lo hicieron, y quiénes actualmente nos ayudan a fortalecerla, a perseverar, a reafirmar.

Material a entregar:

  • Texto de EG 91 y 121
  • Texto introductorio sobre el ROSARIO MISIONERO, simbolizando la importancia de la oración en nuestra vida de Fe y la necesidad de rezar especialmente para que el mensaje de Cristo llegue a todos los continentes.
  • Globos del color correspondiente al continente asignado para inflar y atar en el rosario misionero gigante (la cantidad de globos y colores asignados dependerá de la cantidad de grupos).

Dinámica:
Se propone construir y rezar un Rosario Misionero gigante, que motivará a rezar especialmente por quienes nos transmitieron la Fe y los que nos ayudan hoy a fortalecerlo y perseverar.
Luego de compartir uno breve explicación de lo que significo y por cuáles intenciones se rezaría, inflar los globos asignados al grupo (10 globos por cado uno de los 5 colores).

Culminación: Cuando la guía invita a rezar el Rosario Misionero (puede ser completo o un misterio, según el tiempo que se disponga), los participantes se congregan al costado del camino donde estará dispuesta la estructura (por ej, hecha de hilo) del ROSARIO MISIONERO, a lo cual deberán atar los globos según el color.


4) ¿Cómo estoy dispuesto hoy a hacer que otros sigan a Jesús?_

Guía: (Se comienza el momento leyendo o interpretando si es posible el cuento.

Motivación: Cuento: La pequeña vela.

La Pequeña Vela
Erase una vez una pequeña vela que vivió feliz su infancia, hasta que cierto día le entró curiosidad en saber para qué servía ese hilito negro y finito que sobresalía de su cabeza.
Una vela vieja le dijo que ese era su "cabo" y que servía para ser "encendida". Ser "encendida" ¿que significaría eso? Lo vela vieja también le dijo que era mejor que nunca lo supiese, porque era algo muy doloroso.
Nuestro pequeño vela, aunque no entendía de qué se trataba, y aún cuando le habían advertido que era algo doloroso, comenzó o soñar con ser encendida. Pronto, este sueño se convirtió en uno obsesión. Hasta que por fin un día, "la Luz verdadera que ilumina a todo hombre", llegó con su presencia contagiosa y la iluminó, la encendió. Y nuestra vela se sintió feliz por haber recibido la luz que vence a las tinieblas y le da seguridad a los corazones.
Muy pronto se dio cuenta de que haber recibido la luz constituía no solo uno alegría, sino también una fuerte exigencia ... Sí. Tomó conciencia de que para que la luz perdurara en ella, tenía que alimentarla desde el interior, o través de un diario derretirse, de un permanente consumirse ... Entonces su alegría cobró una dimensión más profunda, pues entendió que su misión era consumirse al servicio de la luz y aceptó con fuerte conciencia su nueva vocación.
A veces pensaba que hubiera sido más cómodo no haber recibido la luz, pues en vez de un diario derretirse, su vida hubiera sido un "estar ahí", tranquilamente. Hasta tuvo la tentación de no alimentar más la llama, de dejar morir lao luz para no sentirse tan molesta.
También se dio cuenta de que en el mundo existen muchas corrientes de aire que buscan apagar la luz. Y a la exigencia que había aceptado de alimentar la luz desde el interior, se unió la llamada fuerte a defender la luz de ciertas corrientes de aire que circulan por el mundo.
Más aún: su luz le permitió mirar más fácilmente a su alrededor y alcanzó a darse cuenta de que existían muchos velas apagadas. Unas porque nunca habían tenido la oportunidad de recibir la luz. Otras, por miedo a derretirse.
Las demás, porque no pudieron defenderse de algunas corrientes de aire. Y se preguntó muy preocupada: ¿Podré yo encender otras velas? Y, pensando, descubrió también su vocación de apóstol de la luz.
Entonces se dedicó a encender velas, de todas las características, tamaños y edades, para que hubiera mucha luz en el mundo.
Cada día crecía su alegría y su esperanza, porque en su diario consumirse, encontraba velas por todas partes. Velas viejas, velas hombres, velas mujeres, velas jóvenes, velas recién nacidas.... Y todas bien encendidas.
Cuando presentía que se acercaba el final, porque se había consumido totalmente al servicio de la luz, identificándose con ella, dijo con voz muy fuerte y con profunda expresión de satisfacción en su rostro: ¡Cristo está vivo en mí!

Recurso: Cuento

Pregunta: En base al texto del cuento, comentar de qué se trata, y responder a las siguientes preguntas, referidas a nuestro compromiso misionero en apostolados, vida comprometida con la fe, etc:
- ¿Cómo estoy dispuesto HOY a encender la vela de mis hermanos?
- ¿Cómo estoy dispuesto a mantener encendida esa luz?

Material a entregar:

  • Velas con base
  • Texto del cuento La pequeña Vela
  • Letra de la canción SIGNOS DE TU AMOR (Tu Luz)

Dinámica: El gesto implicará, al finalizar la reflexión y comenzar a escuchar la canción Signos de Amor (versión de Pascua Joven San Isidro, por ej.), congregarse al costado del camino cada participante con una vela.

Culminación: Se van encendiendo las velas a partir del cirio pascual y se va iluminando el camino con las velas encendidas apoyadas sobre las huellas de papel.

Conclusión:
Pensar en esta propuesta de «seguirlo en el camino» nos lleva a tomar la decisión de ponernos a caminar, sabiendo que Jesús invita a que lo hagamos juntos.
Jesús nos suma a la causa del Reino. Pasa y quiere que seamos sus compañeros. «Llamó a los que él quiso» (Mc 3,13 - ss) y nos dice para qué nos llama: para que estemos con Él y enviarnos a la misión.
Seguirlo implica poner todo de nosotros sin guardarnos nada (que hoy simbolizamos en los morrales, bolsos, etc), es tocar esas piedras, saltarlas, esquivarlas o quizás caer para levantarnos con más fuerza, sabiendo que no vamos solos, sino con Jesús. Así, los obstáculos pueden ser superados siempre.
El modo cotidiano de seguirlo al Señor es el trabajo de cada día, y es la oración puesto en lo que hacemos por nosotros y para que el Reino se haga presente en todos. Orar, sabiendo que en la oración nos hacemos más hermanos de camino.
Seguirlo en el día a día, es ser portadores de la luz de Cristo sin guardarnos esa luz para nosotros mismos, sino para compartirla con el otro, para que todos puedan ver lo que vemos, y sentir lo que sentimos al anunciar a Jesús y ofrecer nuestra vida por El.


Señor,
Sos Camino que conduce, Sos Verdad que ilumina,
Sos la Vida que derrama Gracia.
Sobre aquellos que te aman, y deciden entregarse,
olvidando dolores pasados.
Señor,
Ya no hay más oscuridad, y veo por donde debo andar,
porque me diste una opción.
Señor mi refugio sos, tu espíritu arde en mi interior,
porque te amo y tuyo soy. Amén

Canto final propuesto: Sos el Camino, Verdad y Vida - Pascua Joven Morón (la letra contiene la oración anterior)
(+)En el caso de que se realice Adoración Al Santísimo (expuesto al final del CAMINO que se terminó de construir y recorrer con lo dinámica) puede leerse esta conclusión o una lectura bíblica de seguimiento (por ej. Los discípulos de Emaús Lucas 24: 13-35) intercalando con cantos apropiados.


Equipo Nacional de Animación Grupos Misioneros y Jóvenes de Argentina

Misionar - Subsidio 3

Grupos Misioneros

Subsidio Nº 3

Misionar

El término "Misión" proviene del verbo latino "mittere" que significa enviar. De aquí que la palabra misión lleva consigo las ideas de "envío"; "deleqación"; "encargo recibido" Es el mandato dado por Jesucristo a la Iglesia consistente en predicar su Buena Noticia hasta los confines de la tierra.

Los bautizados estamos invitados a continuar con este "encargo" que Jesús nos dejó, por eso te proponemos en este subsidio poder trabajar sobre los ámbitos de la misión hoy, dentro y fuera de la iglesia.

De esta manera queremos, como grupo misionero, reconocer. reflexionar y actuar sobre los diferentes ámbitos en los que Jesús nos invita a continuar su obra.

Indicaciones previas

El subsidio podrá realizarse en uno o dos encuentros según el tiempo con el que cuente el grupo

Designar una o varias personas como guía para que animen la propuesta

Deben disponerse para cada grupo, todos los materiales indicados para trabajar ambos momentos del subsidio

Materiales y recursos necesarios:
- Biblia / Copia de Evangelii Gaudium del número 52 al 75 inclusive
- Corazones de distintos tamaños hechos de cartulina para la actividad del primer momento
- Plasticola o cinta / Fibrones
- Imagen de Jesús
- Planisferio o globo terráqueo
- Papel añche para cada grupo / Revistas y diarios para la actividad del segundo momento
- Proyector y audio para ver el video propuesto en el segundo momento
- Fotocopias de las preguntas, las oraciones y canciones a utilizar

Desarrollo de momentos

Proponemos que la persona encargada de guiar el encuentro pueda primero leer la siguiente reflexión sobre los ámbitos de la misión, para poder introducirse en el tema.

1) Vayan y hagan_

Guía:"No es fácil definir los confines entre atención pastoral a los fieles, nueva evangelización y actividad misionera específica, y no es pensable crear entre ellas barreras o recintos estancados", y porque "hay una real y creciente interdependencia entre las diversas actividades salvíficas de la Iglesia: cada una influye en la otra, la estimula y la ayuda" (Redemptoris Missio 34).

Lo misión se manifiesta hoy desde tres perspectivas que van fraguando la sociedad contemporánea: lo geográfico, lo social y lo cultural. Estos tres horizontes son "los nuevos ámbitos de la misión". (Formación de Animadores Misioneros - OMP España)

Es necesaria y urgente la misión ad gentes circunscrita a los límites geográficos donde se pueden reconocer regiones territoriales, incluso continentes en los que todavía no se ha podido anunciar el Evangelio.

La misión ad gentes también es necesaria en los ámbitos culturales. Dadas las profundas transformaciones que se han ido produciendo en nuestra sociedad. Los sectores a los que hay que "salir" se han acercado a nosotros, se encuentren entre nosotros. Por eso, hemos de reconocer que la "misión lejana" se ha hecho próxima e inmediata, y que la misión ad gentes también es urgente hoy "aquí" en nuestros lugares de origen.

Esta actitud de salida muchas veces tiene que ver con salirnos de nuestro pequeño mundo que son los Grupos Misioneros a los que pertenecemos, es decir, salir de esa pequeña realidad en la que vivimos para comenzar a vincularnos con la actividad misionera de nuestras parroquias y diócesis.

Iluminación
Se reparte la sigueite oración a los miembros del grupo

Ayúdame, Padre, a confiar de verdad en tu fuerza y en tu ayuda.
Ayúdame a creer que puedes hacer de mí una persona nueva,
testimonio coherente y alegre de tu presenci en mi vida.
Ayúdame a estar atento a la Palabra que ahora voy a meditar
y a las posibles llamadas que me harás a través de ella. Amén

Guía: Dios cuenta con nuestras vidas y nuestras manos para seguir haciendo el mismo regalo a todos los hombres y mujeres del mundo: ser y saberse hijos de Dios. Es nuestra misión que este regalo de Dios llegue a todos los ámbitos sociales, geográficos y culturales.

Los invitamos a leer Mateo 28,16-20.

¿Cuáles son los ámbitos a donde Dios hoy me llama a llevar su Palabra?

Se entrega a cada participante una hoja en la cual pueda escribir una oración pidiendo a Dios la gracia necesaria para descubrir el ámbito donde Dios lo llama a llevar su palabra.

Recurso: Video

Desarrollo

Guía:Los miembros de Los Grupos Misioneros, viven a imagen de Las primeras comunidades cristianas, buscando tener "un soLo corazón y una soLa aLma" (Hc. 4, 32). compartiendo sus dones y participando de La Eucaristía. Este sentido de eclesiaLidad se vive en varios ámbitos: Grupal, parroquial, diocesano, comunidad de destino y universal.

EL guía entregará a cada participante una hoja con La explicación de Los ámbitos mencionados, preguntas para reflexión personal y cinco corazones (Los corazones deben ser unos más grandes que otros, de modo que todos entren en el último, siendo eL corazón más pequeño el del ámbito grupal y el más grande eL universal).

El guía dará un tiempo adecuado para que cada miembro del grupo pueda leer el material e ir respondiendo los interrogantes y escribiendo en el corazón que corresponda dicha respuesta.

Grupal:
Los miembros del Grupo Misionero viven en un sentido de comunidad, convencidos de la necesidad de que la fraternidad y unidad dentro del mismo grupo, es también un testimonio evangelizador; como lo expresó Jesucristo: "que todos seamos uno para que el mundo crea".
Para ello, comparten actividades que los ayuden a crecer en su vida comunitaria estrechando vínculos interpersonales, como por ejemplo convivencias, reuniones informales de esparcimiento, celebración comunitaria de los acontecimientos personales de sus miembros como cumpleaños, etc. (Hacia Adentro)

Parroquial:
El Grupo Misionero sabe que no es una realidad aislada de la Parroquia, sino que forma parte de la comunidad parroquial, por eso vive plenamente inserto en la misma, y se preocupa por estrechar lazos y vínculos con su Párroco y con los demás grupos, movimientos y asociaciones de la Parroquia. (Hacia Afuera).

Diocesano:
Por otra parte, el Grupo Misionero necesita compartir con otros Grupos y Asociaciones de la Diócesis el mismo carisma e ideal misionero.
Por ello debe vivir en íntima comunión con los demás Grupos Misioneros de la diócesis, a través del Director Diocesano de las Obras Misionales Pontificias y del Equipo Diocesano de Pastoral Misionera.
Así participa en eventos misioneros que se organizan a nivel diocesano, como Encuentros, Convivencias, Congresos Misioneros, la Misa de Envío Diocesana, etc. (Hacia Afuera)

Comunidad de Destino:
Es, generalmente, un barrio, un pueblo o paraje, en el cual no existe una comunidad cristiana arraigada, a cuyo párroco, el Grupo Misionero ofrece su servicio misionero, para acompañarla por un período de tiempo determinado, en el proceso de la conformación de una comunidad cristiana.
Por un período, generalmente de tres años, el Grupo Misionero establecerá contacto con esta comunidad de destino, en la que realizará períodos fuertes de misión (generalmente en vacaciones de verano y/o invierno), y un acompañamiento constante durante el resto del año (ya sea mediante visitas periódicas y contacto telefónico o epistolar), para acompañarla en su camino de encuentro con Jesucristo y la conformación de una comunidad cristiana. (Hacia Afuera)

Universal:
Vinculada a la ayuda espiritual y material, está la cercanía humana con todos los misioneros del mundo.
Aunque estemos separados por grandes distancias, podemos hacemos presentes con los misioneros que están en tierras lejanas mediante cartas, contacto telefónico o correo electrónico.
El compromiso de los Grupos Misioneros en este sentido, hace visible la comunión fraterno universal entre todos los cristianos.
Es un aporte muy valioso que los Grupos Misioneros pueden realizar para con los misioneros de su propia diócesis que se encuentran en territorios de misión, el apoyarlos y alentarlos a la distancia mediante algún tipo de contacto epistolar y su oración. (Hacia Afuera)

¿Cómo estoy viviendo el sentido comunitario en mi grupo misionero?

¿Qué puedo hacer para seguir construyendo la fraternidad misionera con mi grupo?

¿Conozco la realidad de mi parrbqúia?

¿De qué manera puedo involucrorme más en la comunidad parroquial?

¿Me siento parte de una Iglesia Diocesana?

¿Creo lazos de hermandad con otros miembros de grupos misioneros de mi diócesis?

¿Me siento involucrado con la comunidad de destino de mi grupo misionero?

¿Qué más puedo dar de mí para fortalecer la misión en este ámbito?

¿De qué manera puedo ayudar a la misión universal de la iglesia?

Instancia Grupal:
(Preparar uno rondo con sillas poro codo miembro y colocar en el centro uno monto con uno imagen de Jesús y un mapa planisferio o globo terráqueo).

El guía invita a compartir en plenario lo trabajado. A medida que coda miembro del grupo va hablando, coloca sobre la manta sus corazones superponiéndolos uno encima de otro, usando como base el corazón grande y dentro de él los demás.

Una vez que todos terminaron, los invitamos a poder reconocer como grupo:
¿En qué ámbito de misión nos cuesta participar? ¿Qué podemos hacer?

Compromiso:
Entre todos, escribimos en un corazón grande que lleve en el centro el nombre del grupo misionero, en qué ámbito nos comprometemos como grupo o involucrarnos más y cómo lo vamos a hacer.

Oración:
El guía o uno persona designada previamente volverá o leer Mateo 28,16-20
Se colocará en el centro lo frase bíblica: "Y yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo"

Guía: Como cristianos y misioneros debemos confiar en que Jesús siempre nos acompaño y guía. Le pedimos lo gracia necesaria para poder seguir ensanchando nuestro corazón misionero.
Se propone terminar cantando: Corazón misionero o una canción apropiada.

Aportes para la reflexión

Distintos usos de la Palabra Misión

Ad Intra y Ad Extra

La caracterización de una acción evangelizadora como "ad intra" o "ad extra" dependerá del ámbito en el cual estoy hablando y desde el lugar donde lo miro.
Por ejemplo, para un grupo parroquial se hablará de "ad intra" o "ad extra" en cuanto la actividad se realice dentro o fuera de la juridicción parroquial.
En el mismo sentido se utilizan los términos cuando hablamos de la misión evangelizadora de un país (la Iglesia Argentina, por ejemplo) o de un continente.

Misión Ad Gentes

Redemptoris Missio (33-34)

Mirando al mundo actual, desde el punto de vista de la evangelización, se pueden distinguir tres situaciones.

En primer lugar, aquello a la cual se dirige la actividad misionera de lo Iglesia: pueblos, grupos humanos, contextos socioculturales donde Cristo y su Evangelio no son conocidos, o donde faltan comunidades cristianos suficientemente maduros como para poder encarnar la fe en el propio ambiente y anunciarla a otros grupos. Esto es propiamente la misión ad gentes

Hay también comunidades cristianos con estructuras eclesiales adecuados y sólidos; tienen un gran fervor de fe y de vida; irradian el testimonio del Evangelio en su ambiente y sienten el compromiso de la misión universal. En ellas se desarrolla la actividad o atención pastoral de la Iglesia.

Se da, por último, una situación intermedia, especialmente en los países de antigua cristiandad, pero a veces también en los Iglesias más jóvenes, donde grupos enteros de bautizados han perdido el sentido vivo de la fe o incluso no se reconocen ya como miembros de la Iglesia, llevando una existencia alejada de Cristo y de su Evangelio.

En este caso es necesaria uno «nueva evangelización» o «reevangelización».

34. La actividad misionera específica, o misión ad gentes, tiene como destinatarios «a los pueblos o grupos humanos que todavía no creen en Cristo», «a los que están alejados de Cristo», entre los cuales la Iglesia «no ha arraigado todavía», y cuyo cultura no ha sido influenciada aún por el Evangelio.

Esta actividad se distingue de los demás actividades eclesiales, porque se dirige a grupos y ambientes no cristianos, debido a la ausencia o insuficiencia del anuncio evangélico y de lo presencia eclesial.

Por tanto, se caracteriza como torea de anunciar a Cristo y a su Evangelio, de edificación de la Iglesia local, de promoción de los valores del Reino. La peculiaridad de esta misión ad gentes está en el hecho de que se dirige a los «no cristianos».

Por tanto, hay que evitar que esta «responsabilidad más específicamente misionera que Jesús ha confiado y diariamente vuelve o confiar a su Iglesia», se vuelva una flaca realidad dentro de la misión global del Pueblo de Dios y, consiguientemente, descuidada u olvidada.


2) Que todos los pueblos sean mis discípulos_

Guía:Así como mencionamos en la primera parte de nuestro trabajo que como grupos debemos comenzar a vincularnos y comprometernos con el trabajo de nuestras parroquias y diócesis también es necesario, dentro de nuestro trabajo misionero realizar siempre un diagnóstico previo para conocer y analizar la realidad donde estamos insertos y para que nuestros proyectos respondan a necesidades concretas de los ámbitos donde vamos a realizar nuestra pastoral.

E:G. nos dice que en muchas ocasiones hay un exceso de diagnostico y que los mismos no son acompañados por propuestas aplicables.

Es por eso que Francisco nos invita a estudiar los signos de los tiempos pero desde la mirada sencilla de discípulos misioneros que se "alimentan a la luz y con la fuerza del Espíritu Santo" para poder reconocer aquellos aspectos que pueden debilitar la transformación misionera de la Iglesia ya sea afectando dlrectamente al Pueblo de Dios o incidiendo en aquellos que participan en la tarea evangelizadora, en este caso los grupos misioneros (E.G. 50- 51).

Iluminación:
Oración de Inicio (Deberá entregarse a cada participante una copia con la oración)

Guía:Creando un clima de silencio para escuchar la voz de Dios, abrimos nuestro corazón al Padre para pedirle juntos por las siguientes personas y realidades:

Oremos por el mundo y toda su gente.
Por este mundo inabarcabie, desbordante de seres vivos y lleno de periódicos con noticias de todos los países.

Oremos por el pequeño mundo que nos es tan cercano, por aquellos que nos "pertenecen"; la familia y los amigos, por aquellos que comparten nuestras preocupaciones, por todos los que dependen de nosotros.

Oremos por nuestros semejantes cuya miseria vemos a diario en los periódicos y en la televisión, por las víctimas del racismo o la violencia de todo tipo, por los millones de personas que va matando el hambre.

Oremos también por los que están enfermos cerca de nosotros, por los que han tenido un accidente, por los despreciados, por los que carecen de toda seguridad, por todos aquellos a los que, de un modo u otro, les resulta difícil convivir con los demás.

Y por todos nosotros, para que no seamos crueles ni intolerantes, para que no vivamos a costa de los demás, para que Dios nos haga capaces de trabajar en este mundo, para que el Señor nos muestre el camino y las actitudes del Reino, y para que nos dejemos arrastrar por la fuerza del Espíritu en el amor universal y sin condiciones. Amén.

Desarrollo

Guía:Evangelii Gaudium en su Capítulo II nos muestra el contexto en que nos toca actuar en este proceso de ir hacia fuera y nos brinda una mirada pastoral en algunos aspectos de la realidad que pueden detener o debilitar el dinamismo de renovación misionera en estos ámbitos.
La intención de leer este texto es reflexionar y ver qué nos suscita el mismo teniendo como punto de atención los ámbitos que fuimos mencionando en el Primer Momento.

Para trabajar en nuestros Grupos:

Los invitamos a que puedan leer los Desafíos del Mundo Actual (EG 52-75)

  • El guía los dividirá en grupos.
  • Le asignará y entregará a cada uno de los grupos UNO de los Desafíos del Mundo Actual (EG 52-75).
  • Les explicará la actividad que consiste en recortar de revistas y diarios) palabras e imágenes que grafiquen el desafío que les ha tocado y armar un poster.
  • Reflexionar las realidades de los lugares donde realizan su actividad pastoral como grupos misioneros) ya sea en su lugar de destino como lugar de origen) en base a las siguientes preguntas:
    ¿Qué descubrimos como aporte en estas citas para el servicio pastoral que realizamos como misioneros?
    ¿De qué manera podemos ayudar a nuestras comunidades (parroquia, diócesis, barrio) desde nuestra tarea pastoral para neutralizar el efecto de la exclusión y la inequidad social? (Actividades, recursos, etc.)
    De los desafíos señalados, ¿Cual/es podemos detectar presente y más dañino en nuestras zonas de misión y/o en nuestras parroquias?

Luego de reflexionar por grupo y armar el poster el guía invita a hacer una puesta en común.

Compromiso
A la luz de lo reflexionado en los desafíos del mundo actual) pensemos qué acción concreta) medible y posible podemos llevar a cabo en alguno de los ámbitos en que partícipa nuestro grupo.

Conclusión
Como cierre a este momento miraremos el video de la Canción "La Vida Reclama" - Teresa Parodi (cada participante deberá tener la letra de la canción para que luego de oírla pueda volver a hacer una relectura)

Recurso: Video

El guía pedirá a cada participante que pueda compartir alguna parte de la letra que le haya sido más significativa.
Rezamos un Padre Nuestro y un Ave María.


Equipo Nacional de Animación Grupos Misioneros y Jóvenes de Argentina

Leer más...

  • 1