top of page
Buscar
  • comunicacionomp

20 años de misión diocesana

Del 16 al 23 de julio pasado, la iglesia en Merlo-Moreno celebró su Misión Diocesana de Invierno número 20 bajo el lema "Corazones fervientes, pies en camino". Una celebración histórica del acontecimiento que se viene repitiendo ininterrumpidamente, desde el año 2003 cuando se creó el Equipo Diocesano de Animación Misionera a cargo de la hermana Ana Palma SEMD.

Los sacerdotes piden el apoyo de la Pastoral Misionera para una misión en sus parroquias. Cada año se elige una comunidad distinta, generalmente alternando entre las localidades de Merlo y Moreno. Se trata de un encuentro distinto en la primera semana de vacaciones de invierno abierto a todos los misioneros. Cada bautizado es invitado a formar parte de las instancias formativas mensuales previas a la misión que suelen comenzar en el mes de abril. Se desarrollan diversos talleres e incluso invitados especiales que ayudan a crecer en espiritualidad y brindan herramientas pedagógicas, lúdicas y artísticas. La creatividad siempre a la orden del día, el misionero es todo terreno: "Desde proclamar la Palabra hasta una chacarera después de Misa, entre mates compartimos todo", comentan.


Los misioneros fueron recibidos en la comunidad de San José Obrero ubicada en Mariano Acosta y su párroco, el padre Lucas Sebastián Uliambre Bourrén, los envió a una capilla en la periferia, Santa Isabel de Hungría. Comentan “Fue verdaderamente un tiempo de gracia y conversión.

Diariamente nos trasladábamos a pie desde la sede parroquial donde nos alojábamos hasta la capillita del barrio, unos 4 km, llevando los elementos necesarios para el almuerzo porque no contaban con tanta vajilla en el lugar, más el material de trabajo para los encuentros de la tarde con niños. Por la mañana hacíamos nuestra oración con agentes de la propia comunidad que se sumaban a la movida misionera y luego visitábamos las casas vecinas hasta el horario del almuerzo (también, a veces, nos invitaban a sus casas a compartir algo rico en familia)”.



Agregaron que “La Palabra meditada del día propuesta en nuestro libro de oración pensado especialmente para esta misión, nos iluminaba para el día y así compartíamos por la tarde juegos y merienda con los niños del barrio y una charla y mateada con los adultos hasta la Misa al cerrar el día. De regreso en la parroquia, luego de cenar, teníamos un compartir fraterno con las experiencias que a cada uno le habían resultado más significativas y emocionantes. No faltaron anécdotas divertidas, risas, lágrimas y las ganas de seguir anunciando a Jesús desde los pobres a todos en salida misionera”.


Para la Misa de apertura de la XX Misión Diocesana de Invierno en Merlo-Moreno se contó con la presencia de las reliquias de los cuatro mártires riojanos.

El día sábado 22, en el marco del último día de visita a las casas de la comunidad de Santa Isabel, tuvimos junto a la Pastoral de Juventud, el envío de los representantes de nuestras localidades y barrios a la Jornada Mundial de la Juventud. La Misa de cierre fue en la sede parroquial el domingo junto a toda la comunidad.





79 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page