top of page
Buscar
  • comunicacionomp

Caminando junto al Pueblo Magüta

Cada pueblo que logró sobrevivir en la Amazonia tiene su identidad cultural y una riqueza única en un universo pluricultural. (QA 31)



Un grupo de misioneros de la triple frontera Brasil- Perú- Colombia, compuesto por laicas/os, religiosas/os y sacerdotes, que viven en ciudades y poblados de los tres países, tres jurisdicciones eclesiales diferentes, y comparten la vida y la fe con el Pueblo Magüta, elaboraron un proyecto para el fortalecimiento de este pueblo indígena oriundo del territorio.

“Magüta” es una palabra en lengua ticuna que significa “los que fueron pescados”, según el relato de origen el inicio del pueblo se produjo cuando Joi pescó peces en el rio y al tocar la tierra se convirtieron en personas dando origen al Pueblo Magüta.



El proyecto lleva el nombre “Iglesia Sinodal con rostro Magüta” y está inspirado en la experiencia eclesial del Sínodo para la Amazonia. Uno de los ejes de acción es el fortalecimiento de los Agentes de Pastoral, del pueblo indígena Magüta presente en la triple frontera, destinado para catequistas, celebradores de la Palabra, coordinadores de grupos de jóvenes, diversos líderes de las comunidades católicas de los tres paises.

Con grandes desafíos en cuanto a las distancias, las diversas lenguas y la rica identidad cultural del Pueblo Magüta, realizamos el II Encuentro de Agentes de Pastoral, con 50 participantes provenientes de 9 Comunidades indígenas ticuna, entre los días 19 a 21 de julio en la Comunidad Umariaçú I de Brasil.



Fueron tres días de trabajo en los que, el proceso metodológico del encuentro en profundo diálogo con la cultura, dejo reconocer que el Pueblo Magüta fue “Pescado para la libertad” es “Llamado a la Vida plena” y “Enviado a compartir la fe”, cada momento fue vivido con alegría, participación, cantos y danzas.

El enriquecimiento por lo vivenciado fue manifestado tanto por los indígenas como por los misioneros, todos agradecidos con la comunidad acogedora y el equipo coordinador que no midieron esfuerzos para la buena realización del encuentro.

El papa Francisco nos dice que “la Iglesia está llamada a caminar con los pueblos de la Amazonia” (QA 61) ese es el secreto, navegar juntos, vivir con ellos, conocernos, respetarnos, amarnos como familia, cuidar la vida amenazada, fortalecer la cultura y crecer en Dignidad.

Muchas gracias a todos los que de diferentes formas apoyan y sostienen estas iniciativas de la Iglesia sinodal en la amazonia que se expresa desde su rostro indígena.



Escrito por Verónica Rubí, misionera laica argentina, con 10 años de Amazonia.



21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page