Buscar
  • comunicacionomp

En tiempo de pandemia, las OMP continuaron compartiendo experiencias.

“Durante el doloroso tiempo de la pandemia, no ha faltado nuestra misión de estar cerca de los que sufren. Las Obras Misionales Pontificias han seguido compartiendo experiencias, han podido comprender el sufrimiento de muchos pueblos a través de continuos intercambios, también online. Aunque hemos sufrido mucho como familia humana, sin embargo, la pandemia no nos ha impedido desarrollar nuestra actividad misionera”, ha dicho el cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, al hablar en la apertura de la Asamblea Anual de las Obras Misionales Pontificias (OMP), que se está celebrando de forma digital del 1 al 3 de junio de 2021. “La acción misionera brota de una profunda espiritualidad, como nos recordó el Papa Francisco: no debemos olvidar la primacía de la gracia del Señor”, ha reiterado, señalando que, la pandemia ha dado “una gran lección de humildad”, ya que muchos planes y programas pastorales no han podido realizarse y se ha producido “una reeducación para confiar en la Providencia y en la gracia del Señor”. “Nos enseñaron que la oración es esencial para la animación y la actividad misionera, como vemos en Pauline Jaricot: la animación misionera no está separada de ser discípulos, amigos de Jesús, que nos envía a dar fruto”, ha reiterado el cardenal.


Partiendo de este marco, el cardenal ha señalado que las OMP no son sólo “un organismo recaudador de fondos”, sino que tienen la tarea de “despertar el espíritu misionero que está en el corazón del bautismo, por lo tanto propio de todo bautizado”. Observando que, a menudo, el compromiso misionero queda relegado a un grupo de personas o sólo durante la Jornada Mundial de las Misiones, con la relativa colecta, el cardenal ha dicho que, con la pandemia, “hemos vuelto al corazón de la misión, despertando la participación misionera en las familias, los hogares, las escuelas, las parroquias, los lugares de trabajo”. Recuperando esta vocación misionera de todo bautizado, “esto se traduce en actos de caridad misionera y de solidaridad hacia los pobres y los que sufren: la colecta se alimenta de esta caridad misionera”, ha explicado el cardenal Tagle.


www.fides.org


19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo