Buscar
  • comunicacionomp

La Misión no se pone entre paréntesis

¡Comenzamos a transitar nuestro esperado Agosto! (...) nos dice Ezequiel Rogante, Secretario Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM), al comenzar el mes de la Obra.

Como cristianos, afianzados en la Fe, en la Esperanza y en el Amor, lo recibimos como una oportunidad para seguir creciendo y renovando nuestro Sí a la misión: ¡Bienvenido, Agosto!, manifiesta en carta enviada a los delegados diocesanos.

“Que los niños y adolescentes ayuden a los niños y adolescentes” sigue resonando como propuesta, como invitación, como un grito de amor que nos despierta y que actúa como “ancla” afianzándonos, en medio de un mar tumultuoso e incierto, en el carisma de la Obra.

En la IAM Argentina, desde comienzo de año nos propusimos redescubrir el Carisma fundacional de la Obra, es decir, la “Cooperación Misionera” (material y espiritual). A nivel mundial, la IAM General propuso el abordaje del “Testimonio” como eje/tema que movilice el servicio de los niños, adolescentes y animadores durante el 2021. ¿De qué modo, entonces, podemos ser testigos y testimonio de nuestra amistad con Jesús hoy, aquí, en nuestro ahora? ¿Cómo podemos, en este contexto que atravesamos, lograr “que los niños y adolescentes ayuden a los niños y adolescentes”, hagan amigos para Jesús, como expresa el carisma?


¡La misión no se pone entre paréntesis! La IAM no se cierra, no se toma vacaciones, no se posterga, no se suspende. Nada (nada) puede impedir que niños, adolescentes y animadores en sus hogares, en sus contextos, en sus espacios, en sus vidas, ofrezcan su “Ave María por día y su monedita al mes” en favor de las misiones, especialmente de los niños y adolescentes del mundo.

Necesitamos de “animadores animados”, dispuestos a comprender y comunicar con su testimonio que siempre habrá IAM cuando un niño o un adolescente sea capaz de abrirse a la dimensión universal de la misión ofreciendo su cooperación espiritual y material.

(...) en ese lugar, habrá un “Siempre Amigos” pronunciándose y siendo capaz de romper barreras y fronteras”. ¡Allí está la esencia del carisma, allí está el verdadero testimonio misionero! Allí está la comunidad, porque la oración y colecta, el carisma, nos une en la

comunión de la Obra a nivel mundial.

(...) Les proponemos que en este mes motiven a los niños y adolescentes a vivir el carisma de la Obra, más allá de encontrarse semanalmente como estábamos acostumbrados (no en todas las

diócesis la virtualidad es posible ni la presencialidad está habilitada por el contexto que atravesamos).


¡La misión nos convoca! Los niños y adolescentes nos necesitan. Especialmente los más pequeños de Bangladesh, Asia, el país que el Fondo Internacional de Solidaridad (sede en Roma) nos ha asignado para que cooperemos espiritual y materialmente en un proyecto de educación integral a niños de una parroquia formada por una comunidad tribal. (...)

Ezequiel finaliza su mensaje diciendo (...) "Nos abrazamos, en este mes que comenzamos, con la seguridad de sabernos en los brazos de Dios Padre, sumergidos en el Amor de Jesús y renovados por el Espíritu Santo. Que San José, en su año, nos acompañe a ponernos en camino, como él lo hizo, llevando a Jesús y a María a todos lados, a donde la Dios nos envíe".


instagram y twitter @ompargentina


69 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo