Buscar
  • comunicacionomp

La vida se hace historia.

En este domingo de la Ascensión del Señor, celebramos la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que tiene como lema "La vida se hace historia".

Necesitamos más que nunca, como hombres y mujeres de fe, renovar nuestra confianza en el Señor que nos envía a anunciarlo y nos dice que estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

El Papa Francisco en su mensaje destaca: "Quiero dedicar el Mensaje de este año al tema de la narración, porque creo que para no perdernos necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos".


“Nos dimos cuenta de que éramos una Iglesia con puertas cerradas, mientras que ahora somos una Iglesia más viva que nunca” dice Mons. Gabriel Barba, obispo de Gregorio de Laferrere y presidente de la Comisión de Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal Argentina, con motivo de la 54º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que este año se celebra el 24 de mayo.



El Obispo agregó que “"El Papa Francisco nos ha propuesto salir, no quedarnos, ir a una misión, salir a conocer a otros, vivir el espíritu de la Iglesia y de manera significativa en este tiempo en el que estamos en cuarentena nos damos cuenta de que todo esto puede hacerse precisamente cambiando las formas y las metodologías, dice, todos nos sorprendimos: los sacerdotes, los obispos, los responsables de las diferentes áreas de la Iglesia del hecho de que hoy llegamos a personas que antes eran más difíciles de alcanzar, que estamos teniendo una resonancia que no teníamos antes y es un resultado que debemos a los medios que son grandes, poderosos, incluso peligrosos pero sobre todo bendecidos si los usamos como una herramienta simple para anunciar el Evangelio".


El Papa Francisco en su mensaje con motivo de esta jornada tomó el concepto tejer historias para manifestar que El hombre es un ser narrador. Desde la infancia tenemos hambre de historias como tenemos hambre de alimentos. Ya sean en forma de cuentos, de novelas, de películas, de canciones, de noticias…, las historias influyen en nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello. A menudo decidimos lo que está bien o mal hacer basándonos en los personajes y en las historias que hemos asimilado. Los relatos nos enseñan; plasman nuestras convicciones y nuestros comportamientos; nos pueden ayudar a entender y a decir quiénes somos”.


En medio de la confusión de las voces y de los mensajes que nos rodean, necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos. Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura; que cuente que somos parte de un tejido vivo; que revele el entretejido de los hilos con los que estamos unidos unos con otros, dijo el Santo Padre.



0 vistas

+54 (011) 4863-1357 / 4862-4136

comunicacion@ompargentina.org.ar 

 Sitio Oficial de las Obras Misionales Pontificias de Argentina